Es usted ¿Esclavo? Dios le quiere ¡Liberar!


¿Esclavo del pecado o liberado?

Sinónimos de esclavo: sometido, siervo, cautivo, encadenado, prisionero.
Sinónimos de liberado: emancipado, desatado, rescatado.

Muchas personas creen que pueden disponer libremente de sí mis­mas y no estar sujetas a ninguna influencia. Piensan que ser libre es hacer lo que uno quiere, cuando uno quiere. Pero ceder a la ten­tación cada vez que surge, ¿no es ser esclavo de ella? Una persona que es víctima de una adicción al alcohol, no hace lo que quiere, tanto como quiere. ¿No se llama eso estar bajo la influencia del alcohol? Se puede ser esclavo de muchas cosas adictivas, como las drogas, la pornografía o los videojuegos, por ejemplo. Desde su caída en el paraíso, el hombre se encuentra bajo la domi­nación del diablo llamado «la potestad de las tinieblas» (Lucas 22:53) y bajo la dominación del pecado. Dios quiere sacarlo de ella, llevarlo a un cambio que lo hará pasar de esas tinieblas morales a la luz de su presencia.

1 - La esclavitud del hombre a través del pecado

El hombre tiene malas pasiones. Se exhiben a la vista de todos o, por el contrario, se esconden lo mejor posible porque se aver­güenza de ellas

  • No hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta. Hebreos 4:13

Pero le falta la fuerza para liberarse de ella.

  • Todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. Juan 8:34
  • ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obede­cerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia? Romanos 6:16
  • Esclavos de concupiscencias y deleites diversos. Tito 3:3
  • Esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció. 2 Pedro 2:19

2 - La esclavitud es un camino de muerte

  • La paga del pecado es muerte. Romanos 6:23
  • Los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio. Hebreos 9:27
  • Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala. Eclesiastés 12:14

3 - Los medios dados por Dios para ser liberados, para obtener la liberación completa y para ser salvos

La verdadera libertad consiste en elegir a Jesucristo como Dios y como Señor. No es un amo duro y cruel como el diablo. Él es bueno y realmente quiere que seamos felices. ¿La prueba? ¡Dio su vida para salvarnos!

  • Si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres. Juan 8:36
  • Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres. Gálatas 5:1
  • El Espíritu del Señor… A pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos, dijo Jesús. Lucas 4:19
  • Jehová liberta a los cautivos. Salmo 146:7
    «Redimido», expresa la liberación de una condición de esclavitud y que se ha pagado un precio.
  • Fuisteis rescatados… no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin man­cha y sin contaminación. 1 Pedro 1:18-19
  • Abogaste, Señor, la causa de mi alma; redimiste mi vida. Lamentaciones 3:58

4 - Toda una vida dedicada a nuestro Libertador, el Señor Jesucristo

  • No sois vuestros, porque habéis sido comprados por precio. 1 Corintios 6:19-20
    Un creyente que ha sido redimido, ha sido liberado de la domina­ción del pecado y de Satanás. Pertenece a Aquel que dio su vida para liberarlo. El que es liberado tiene la alegría de servir a su Salvador por amor y gratitud, de llamarse a sí mismo «esclavo de Cristo». 1 Corintios 7:22.
  • Como siervos de Cristo… sirviendo de buena voluntad, como al Señor y no a los hombres. Efesios 6:5-8
  • Porque el que en el Señor fue llamado siendo esclavo, liberto es del Señor; asimismo el que fue llamado siendo libre, esclavo es de Cristo. 1 Corintios 7:22
  • Cristo, por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos. 2 Corintios 5:15

¡Cree!

  • ¿Qué tengo que hacer para ser salvo?
  • Cree en el Señor Jesús, y serás salvo. Hechos 16:30, 31

Mi decisión

Estando convencido de que soy un pecador perdido, contami­nado por el pecado, creo que Jesús murió por mis pecados, y lo acepto como mi Salvador personal. Humildemente le pido su ayuda para seguirlo y anunciar lo que ha hecho por mí.

Está usted ¿Desesperado? Dios le da ¡Paz y esperanza! navigate_next
vertical_align_top Arriba