Capítulos Todos
1 2 3 4
Antiguo Pacto
Nuevo Pacto
navigate_before Efesios 6 Filipenses 2 navigate_next

Filipenses 1

1 Pablo y Timoteo, siervos de Cristo Jesús, a todos los santos en Cristo Jesús que están en Filipos, con los obispos y los diáconos: 2 Gracia a vosotros y paz de Dios nuestro Padre, y del Señor Jesucristo.

3 Doy gracias a mi Dios por todo el recuerdo que tengo de vosotros, 4 en todas mis oraciones, orando siempre con gozo por todos vosotros 5 a causa de vuestra participación en el evangelio, desde el primer día hasta ahora; 6 estando convencido de esto, que el que comenzó en vosotros una buena obra, la llevará a cabo hasta el día de Cristo Jesús. 7 Pues me es justo pensar esto de todos vosotros, porque os tengo en mi corazón; y que, en mis cadenas, como en la defensa y confirmación del evangelio, sois todos copartícipes conmigo en esta gracia. 8 Porque Dios me es testigo de cuánto os añoro a todos con el entrañable amor de Cristo Jesús. 9 Y esto ruego: Que vuestro amor abunde más y más en conocimiento y con toda inteligencia; 10 para que sepáis discernir las cosas excelentes; a fin de que seáis puros e irreprochables hasta el día de Cristo; 11 estando llenos del fruto de justicia, que es por Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios.

12 Hermanos, quiero que sepáis que las cosas que me han sucedido, han contribuido al progreso del evangelio; 13 de modo que se hizo evidente en todo el pretorio, y a todos los demás, que mis cadenas son por Cristo; 14 y la mayoría de los hermanos, confiados en el Señor por mis cadenas, se atreven con valor a anunciar la Palabra sin temor. 15 Es cierto que algunos predican a Cristo por envidia y rivalidad, pero otros también por buena voluntad; 16 estos por amor, sabiendo que yo estoy puesto aquí para la defensa del evangelio; 17 aquellos, por rivalidad, predican a Cristo, no con pureza, pensando añadir aflicción a mis cadenas.

18 ¿Qué, pues? No obstante, que de toda manera, sea por pretensión, sea por verdad, Cristo es anunciado, y en esto me alegro, y aún me alegraré. 19 Porque sé que esto me resultará para salvación, por vuestra oración y el socorro del Espíritu de Jesucristo; 20 según mi ardiente expectación y esperanza, que en nada seré avergonzado; sino que con todo denuedo, como siempre, ahora también, Cristo será magnificado en mi cuerpo, ya sea que yo viva o que muera. 21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir, ganancia. 22 Pero si tengo que vivir en la carne, tendré fruto de mi trabajo; y no sé lo que he de escoger. 23 Por ambas partes me siento apremiado, tengo el deseo de partir y estar con Cristo; lo cual es mucho mejor; 24 pero permanecer en la carne es más necesario para vosotros. 25 Y de esto estoy convencido: sé que me quedaré y continuaré con todos vosotros, para progreso y gozo de vuestra fe; 26 para que por mi presencia otra vez entre vosotros abunde vuestra satisfacción en Cristo Jesús.

27 Solamente, comportaos de manera digna del evangelio de Cristo; para que, sea que venga y os vea, sea que, estando ausente, oiga hablar de vuestro estado, yo sepa que estáis firmes en un solo espíritu, con una sola alma, luchando juntos por la fe del evangelio; 28 y en nada aterrados por los adversarios: lo cual es para ellos evidente señal de perdición, y para vosotros de salvación, y eso, de parte de Dios. 29 Porque a vosotros fue dada la gracia, respecto a Cristo, no solo de creer en él, sino también de sufrir por él; 30 teniendo la misma lucha que visteis en mí, y que ahora oís estar en mí.

navigate_before Efesios 6 Filipenses 2 navigate_next
vertical_align_top Arriba